Seguropordias®

El aire acondicionado del coche, el uso correcto

Un buen mantenimiento y un uso frecuente a lo largo del año hacen que el aire de nuestro coche funcione con garantías

Cuando el calor aprieta, siempre hay que buscar la forma de combatir el calor, también en el coche. Seguro que te ha pasado muchas veces: te sientas en el coche, después de que este haya estado todo el día bajo el sol, y notas cómo el calor se vuelve insoportable. Lo primero que todos solemos hacer es encender inmediatamente el aire acondicionado del coche, pero este no siempre responde como esperamos. Por eso, a continuación vamos a repasar unas pautas de mantenimiento, sobre todo de cara a los días de calor, para asegurarnos de que el aire acondicionado funciona correctamente. ¿Qué debemos hacer para que funcione correctamente?

Aire acondicionado coche

Consejos para el mantenimiento del aire acondicionado

Para que el aire acondicionado funcione lo mejor posible tendremos que realizar un buen mantenimiento diario y no exigirle más de lo debido, pues el desgaste puede hacer que su vida útil se reduzca considerablemente. El objetivo de este sistema es reducir la temperatura de la cabina. Para conseguirlo, lo primero que debemos hacer es bajar las ventanillas para que ventile y ya después poner el aire acondicionado de forma progresiva para que resulte más efectivo. 

Lo recomendable, antes de empezar a utilizarlo de una manera regular, es revisar los filtros. La mejor opción es cambiar el filtro una vez al año o cada 15.000 kilómetros. Si solemos circular por caminos con polvo o arenilla, es mejor hacer esta revisión con anterioridad. En caso de que salga mal olor del aire acondicionado también deberemos revisar el sistema de refrigeración. Lo más probable es que los conductos contengan algún hongo. En ese caso, habrá que limpiarlos y asegurarse en cambiar los filtros, pues unos filtros con presencia de hongos pueden afectar directamente a la salud de los ocupantes del vehículo.

En el caso de que no haya suficiente aire frío, la solución es pasar por el taller. Una carga de gas, con un coste medio de 35 euros, soluciona el problema. También hay que tener en cuenta que la temperatura ideal dentro del coche debe ser de unos 22-24 grados centígrados. Si la temperatura es mucho más baja, el cambio de temperatura con el exterior puede ser perjudicial para la salud. 

¿Ventanillas bajadas o aire acondicionado?

El consumo de nuestro vehículo depende de la respuesta a esta pregunta. Bajar las ventanillas es una buena opción si circulamos a unos 50-60 km/h, pues reduce la sensación térmica gracias al aire que entra en el coche. No se reduce la temperatura del exterior, pero en muchas ocasiones con esto es suficiente. Además, el coche consumirá menos que si enciendes el aire acondicionado yendo a esa misma velocidad. La cosa cambia cuando circulamos a 80 km/h o más. En este caso, es cuando se recomienda cerrar las ventanillas y conectar el aire, pues el desgaste de combustible por la fricción del aire es mayor que tener el aire acondicionado encendido.

Por último, cabe recordar que es necesario que el aire acondicionado se utilice durante todo el año para un correcto funcionamiento del mismo, ya que si está mucho tiempo sin funcionar, podría averiarse. Para poder usarlo durante épocas del año más frías, podrás darle otro uso, por ejemplo, el de desempañar los cristales de las lunas y ventanas.




Andoni | 12:26 5/06/2015

Compártelo en:


SEGUROS POR DÍAS

Contratar en 5 minutos el seguro por días de tu vehículo

Seguro temporal para tu vehiculo en tan sólo 5 minutos.
Selecciona tu vehículo