Seguro por días. Seguros temporales de 1 a 28 días.

Subastas de Vehículos en España

Desde coches embargados por drogas hasta decomisados por la Agencia Tributaria

Muchas veces hemos oído hablar acerca de la subasta de coches embargados, incautados o, simplemente, subastados en lote a buen precio. En muchas de estas ocasiones, se producen grandes ofertas en el precio de los lotes o de vehículos en los que hay que invertir tiempo, dinero, tienen problemas de deudas, etc. A continuación, profundizaremos en qué ventajas y desventajas tiene comprar un coche en según qué tipo de subasta, para que se pueda sopesar qué merece más la pena según la circunstancia (depende de si buscas un coche para reutilizar piezas o para que vuelva a circular).

Por norma general, las mejores unidades suelen ser las que tienen los bancos, puesto que suelen ser coches requisados por falta de pago en financiaciones y, normalmente, se trata de coches con poca antigüedad. En el caso de coches incautados por la Policía, suelen ser coches bastante más malogrados y, en algunos casos, con bastantes pegas, aunque esto no quita que se puedan encontrar unidades que merezcan la pena en estas subastas. A continuación, hablaremos más en profundidad sobre las distintas formas de comprar vehículos en subastas.

Subasta de Coches

Ver Infografía Subasta de Coches

Ayuntamientos

Estos organismos tienen capacidad de embargar cualquier bien por impago de multas o de impuestos municipales (impuestos de circulación, etc.). No todos comercian con los automóviles embargados, pero puedes informarte acudiendo al propio ayuntamiento y preguntando sobre las transacciones de este tipo, ya que, en ocasiones, se subastan vehículos del Estado o de Servicio Público (SP).

¿Cómo comprarlos? Si disponen de ellos, allí deberán indicarte dónde se encuentran y en qué fecha se procederá a la subasta, aunque también suelen publicarlo en sus respectivas webs. Lo habitual es que las subastas sean presenciales y que se obligue a identificarse con el Documento Nacional de Identidad y, además, a aportar el 20% del valor del automóvil para que su puja sea aceptada.

Juzgados

Se trata de automóviles incautados en procedimientos administrativos o penales.

¿Cómo comprarlos? Puedes obtener algo de información acerca de estas subastas judiciales a través de los tablones de anuncios de los Juzgados, del BOE, de la web de la Administración de Justicia -www.administraciondejusticia.gob.es- o de portales especializados como www.subastatotal.com. Las subastas son presenciales y online, así que, puede pujar desde casa registrándose en la web de la Administración de Justicia y realizando un depósito de consignación, que en este caso, se trata del 5% del valor del vehículo.

Seguridad social

Subasta los automóviles de aquellas personas que mantienen deudas con este organismo.

¿Cómo comprarlos? Cada año, la Seguridad Social programa una subasta pública que se inscribe en el BOE. Puedes informarte de ella a través del teléfono 901 502 050 o en el apartado de subastas de su web -www.seg-social.es-. Para participar, hay que acceder a dicha sección de subastas de la web y comprobar qué modelos son los que pueden tener algún tipo de interés (vienen divididos por comunidades autónomas y el sistema le permite leer los detalles de cada uno, como la matrícula, sus cargas, la fecha de finalización de la subasta, etc.) Una vez escogido el vehículo, deberá personarse ante la Dirección Provincial y presentar un sobre cerrado con la fotocopia de tu DNI, la cantidad que ofrece por el automóvil y un cheque a nombre de la Tesorería General de la Seguridad Social por el importe correspondiente al 25% del valor de tasación del coche.

Plan Nacional sobre Drogas

Este organismo no subasta vehículos embargados por impagos, sino los decomisados en las investigaciones de narcotráfico. La parte realmente interesante de esto, es que pueden encontrarse automóviles de alta gama a un precio ridículo -por ejemplo, un Volkswagen Passat de 2005 por 1.151 euros, un BMW X5 de 2007 por 6.000 euros, o un Porsche Boxster de 2003 por 4.600 euros-, pero lo malo es que suelen requerir arreglos de importancia, sobre todo porque en el proceso de registro de cada vehículo por parte de la Guardia Civil dañan muchos elementos, como guarnecidos, moquetas, el chasis, la carrocería, e incluso, en ocasiones, el depósito de combustible. Aparte, hay algunos que presentan un elevado grado de abandono si, por ejemplo, han estado mucho tiempo 'escondidos' en algún almacén, por lo que requieren una puesta a punto completa.

¿Cómo comprarlos? A través de su web -www.pnsd.msc.es-, este organismo convoca subastas públicas sin periodicidad fija. Puedes informarte sobre ellas mediante dicha web o llamando al teléfono 91 822 62 49. Cuando se publica una subasta, se otorga un plazo de unas tres semanas para que los interesados puedan presentar toda la documentación requerida para dicha transacción (presencialmente o por correo) en la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, la documentación requerida (estos documentos, se descargan directamente de su propia web), su oferta y un depósito del 5% respecto al valor de tasación del vehículo.

Agencia Tributaria (Hacienda)

La Agencia Tributaria subasta coches embargados a deudores con el 'fisco' y también los importados de forma irregular, aunque estos últimos son minoría. Se subasta por lotes y lo normal es que cada uno de ellos incluya varios vehículos. En éste último, no habría posibilidad alguna de comprar un solo coche.

¿Cómo comprarlos? En el teléfono 901 335 533, en el BOE o en el apartado de subastas de la web (www.agenciatributaria.es) informan sobre las fechas de las subastas, que dependen de cada delegación de Hacienda. Son presenciales, pero si obtiene una firma electrónica, podrá participar a través de la web, aunque eso no exime a ningún participante en esta subasta a abonar una fianza del 20% del valor de tasación del lote a través del apartado 'Solicitud de constitución de Depósitos'.

Bancos

Comerciar con coches embargados es muy mala publicidad para los bancos y entidades financieras, por lo que informarse sobre ellos no es para nada sencillo. De hecho, estos automóviles suelen ser adquiridos por profesionales de la compraventa con los que los propios bancos se ponen en contacto o, incluso, por propios empleados del banco. De este modo, la imagen de los bancos de cara a los clientes es de que no cuentan prácticamente con clientes que les dejen impagos o deudas de otro tipo.

¿Cómo comprarlos? Aún con todo, puedes obtener información sobre ellos en las sucursales de los bancos preguntando por los vehículos 'embargados o en reserva de dominio'. No obstante, en muchos de los casos, a estos vehículos se les da salida a través de subastas solo para profesionales, por lo que no siempre están abiertas al público general.

¿Qué tener en cuenta al pujar por un coche en subasta?

Se ha de tener muy en cuenta a la hora de adquirir un coche en estas condiciones que, a excepción de aquellos vehículos embargados, estos coches pueden tener muchos kilómetros (en la mayoría de ocasiones, suele ser así) y, en el hipotético caso de que sean coches embargados, no es difícil que presenten algunos daños por mal uso o por un mantenimiento incorrecto debido al impago de cuotas de préstamos, etc.

Es muy importante saber también que nunca está permitido probar los coches, ni tan siquiera arrancar el motor, antes de realizar ninguna puja por ellos (solo se permite inspeccionarlos exteriormente). Otro aspecto a tener en cuenta, es que tampoco se ofrece ningún tipo de garantía, aunque cabe destacar que la Administración revisa y repara sus coches antes de subastarlos, pero los vehículos embargados se subastan en su estado original. ¿Un consejo? En estas subastas puede pujar por uno o por varios vehículos; una opción es llevarse a un mecánico de confianza -desde 60 euros/hora- para que le ayude a elegir.

En las subastas solo se admiten pagos en efectivo -en metálico o en cheque- y, normalmente, para entrar en la puja de cada vehículo le pedirán en depósito hasta el 20% de su precio de salida. Este dinero solo lo perderá si gana la subasta y, después, no paga el coche, por lo que, en caso de no ganar la puja por el artículo subastado, se abonará de forma íntegra esa cuantía abonada en primer lugar.

Si le interesa cualquier vehículo, revise si tiene cargas pendientes -multas, impuestos sin pagar, etc-, aunque deben indicárselo en la entidad donde se subasta, ya que te corresponde abonarlas al pasar a ser el dueño de este bien. En caso contrario, puedes solicitar un informe vía Internet en Carfax para asegurarte en el momento del tipo de cargas que tiene el vehículo en cuestión.

Recuerda que si compras un coche, deberás ponerlo a tu nombre; en Hacienda se debe pagar el impuesto de Trasmisiones Patrimoniales, que corresponde al 4% del valor del vehículo según sus tablas, y en Tráfico abonar 53,40 euros para que el vehículo figure a tu nombre.

¿Pero hay realmente oportunidad de comprar un vehículo a buen precio?

Seguro que sí. Pero no te equivoques, los verdaderamente profesionales de esto no van a permitir que te lo lleves a mitad de precio. En general, los particulares tienen muchas menos oportunidades de comprar que los profesionales, no por nada en especial, simplemente porque vuestras expectativas de ahorro son muy superiores a las de los habituales. El profesional de las subastas sabe que los chollos no existen y le basta con sacar un margen adecuado, mientras que el particular busca el chollo a toda costa. ¿Resultado? El particular no compra y se va cabreado a su casa.

Además, en el caso de los coches, hay que contar con que los profesionales conocen perfectamente el precio al que van a poder vender el vehículo, los gastos de reparación y de tramitación y, sobre todo, cuentan con un arma secreta que tiene que ver con los impuestos que pagan.

Otros consejos para la compra de un coche embargado

Siempre que se vaya a comprar un coche embargado o, simplemente, un importados de forma irregular, aunque estos últimos son minoría. Se subasta por lotes y lo normal es que cada uno de ellos incluya varios vehículos. En éste último, /guias/consejos-segunda-mano.php" title="Segunda mano">vehículo de segunda mano, es muy importante solicitar una revisión del automóvil. Además, también puedes pedir que te faciliten un informe Carfax. Estos documentos pueden obtenerse gratis o pagando muy poco dinero y, entre los datos que ofrece, además de un historial de coche, también se encuentra un test de conducción y una inspección técnica completa, que puede ser clave para tomar la decisión de si comprar o no el coche embargado.

Conclusión: introducirte en las subastas es un buen comienzo para empezar con la compraventa de vehículos. Al principio, como en todo, se hace difícil, pero una vez que se ha empezado a comprar y vender y a asistir a un gran número de subastas, se hace fácil el empezar a ganar dinero poco a poco. Y si encima te gusta el mundillo de los coches, será mucho más fácil el dedicarle tiempo y esfuerzo a esta labor. Es muy gratificante comprar un buen coche a un precio atractivo y en buen estado, pero en caso de que no se pueda comprar un coche en un estado inmaculado, se habrá de invertir tiempo y dinero en adecentarlo hasta el momento de su venta.

También te interesa:

- Cómo renovar carnet de conducir
- DGT implementa medios automatizados para multar
- Carpooling y Car-Sharing

Alex Esteban España

Compártelo en:

Tu presupuesto sin compromiso en

Calcula tu precio


Valoración para: Seguropordias.com en Google My Bussines Valoración en Google My Bussines
4.7 / 5 - ¡¡Ya tenemos 88 reseñas!!