Seguro por días. Seguros temporales de 1 a 28 días.

Cómo importar tu vehículo desde el extranjero

Si estás pensando en comprarte un coche en el extranjero y no lo haces por que es muy difícil desecha esa idea

En algunas ocasiones nos vemos en la necesidad de buscar un coche fuera del país en el que residimos. A veces, se trata simplemente de una cuestión puramente económica, puesto que hay países en los que determinadas gamas de coches no tuvieron demasiada aceptación por la población, o simplemente se comercializaron por un precio notablemente inferior por el que se vendieron en nuestro país.

En otras ocasiones, únicamente buscamos la exclusividad de un coche que no es posible encontrar fácilmente en nuestro lugar de residencia o, en algunos casos, casi imposible. Esto ocurre muy a menudo con los coches japoneses, que no se comercializan en prácticamente ninguna parte más del mundo. Son versiones exclusivas y dirigidas para verdaderos entusiastas y entendidos en la materia.

Importación de Vehículos

Ver Infografía Importación de Vehículos -

BUSCAR EL VEHÍCULO DESEADO

Una vez decidido el modelo que queremos adquirir, es un buen momento para comenzar una búsqueda bastante pautada y exhaustiva, ya que si te vas a desplazar a otro país interesado en algún coche, tienes que tener, en menor o mayor medida, una seguridad de que el coche que pretendes comprar se encuentra en buen estado y cumple con creces tus expectativas. Y sobretodo, tener clarísimo qué quieres exactamente que incluya el vehículo que pretendes comprar.

En el momento de empezar a buscar has de saber más o menos en qué mercado tienes que centrarte, porque dependiendo del vehículo buscado tendrás que dirigir tus esfuerzos a un bloque determinado de países u otro. Hay páginas bastante reconocidas en el ámbito europeo que te facilitarán esta ardua labor. Algunas de éstas son: Pistonheads, Autotrade, Mobile.de o Deustchecars entre otras.

Una vez escogida una unidad que te convenza lo suficiente, deberás preparar un viaje al destino donde se encuentre. Es bastante importante tener al menos unas nociones básicas del idioma del lugar donde vayas a desplazarte, puesto que es imprescindible entenderte de manera satisfactoria con el vendedor (para evitar posibles problemas con vicios ocultos, dificultades con futuros trámites a realizar con los papeles, etcétera), aunque con manejar el inglés debería ser suficiente, al ser un idioma universal.

YA HAS VISTO EL COCHE QUE TE GUSTA ¿Y AHORA, QUÉ?

Tras haber probado el automóvil y haber acordado con el vendedor el precio y las condiciones de la venta, se ha de hacer un contrato de compraventa del bien, que en este caso será el vehículo que se acaba de adquirir. En este documento han de figurar los datos de ambas partes, para certificar así que el vendedor es la persona que figura como propietario en los papeles, el que quiere vender el coche y que el comprador quiere adquirirlo al precio que estipula la otra parte.

Aunque en caso de no hacer un contrato de compraventa, el propietario puede entregar una factura en la que aparecerá la cuantía que se le ha de abonar, y pueden figurar en ella también algunos datos relevantes de esta transacción. Una vez realizado este trámite, el ahora ex dueño del coche, tiene que ir a la DGT de su país y dar su coche de baja en concepto de exportación. Por ejemplo, en el caso de Reino Unido, lo que aquí se llama Tráfico allí se denomina DVLA.

Entonces, una vez hecho esto, llega el momento de trasladar el vehículo al país al que se quiere importar. Lo más lógico es bajarlo en grúa o en algún camión de grupaje para evitar problemas, puesto que dependiendo del país, llevarlo rodando es imposible al haber dado de baja al coche en el lugar en el cuál se encontraba matriculado.

Otra opción, es que te pongas en contacto con nosotros vía email: info@seguropordias.com o por teléfono 902566502 y te harémos un seguro para matrícula extranjera en 5 minutos.

YA TIENES EL COCHE IMPORTADO, ¿QUÉ TRÁMITES SE HAN DE SEGUIR?

Con el coche ya en tu lugar de residencia llega lo más complicado: todos los trámites hasta su matriculación y legalización. Lo primero que se ha de llevar a cabo es una primera ITV, en la cuál se deberá llevar el coche sin rodar, junto con los papeles del país de origen, puesto que no figura como parte del tráfico rodado español. Esta primera ITV es más cara, ya que tras la inspección se han de sacan 3 fichas técnicas del vehículo en cuestión.

Una vez la ITV ha sido superada favorablemente se ha de acudir a Hacienda a solicitar el importe que se ha de pagar para liquidar el modelo 576, y así poder proceder a su ingreso lo antes posible. Además, en el caso de haber adquirido el vehículo a través de un particular, se habrá de liquidar también el modelo 620 para abonar los impuestos correspondientes de esa operación. En caso de haberlo adquirido a una empresa, con presentar la factura de compra sería suficiente. Con el justificante de este/estos abonos (según el caso en cuestión) ya habrían sido liquidados estos modelos, quedándose Hacienda con una de las fichas técnicas que nos ha proporcionado la estación de inspecciones técnicas de vehículos.

El siguiente paso consiste en acudir al ayuntamiento en el que se quiere "empadronar" al coche para darlo de alta en el impuesto de circulación. Es lógico darlo de alta en el mismo ayuntamiento en el que habitas, ya que este documento te llega mediante carta a casa. Lo único que se ha de hacer para llevar a cabo este trámite es solicitar el impreso, rellenarlo con los datos del coche y del titular, y pagar una tasa asignada para cada vehículo de tracción mecánica según cilindrada, potencia, etcétera, dándolo así de alta en lo que se denomina generalmente "numerito" o impuesto de circulación.

YA TENGO TODO LO NECESARIO PARA MATRICULAR. ¿QUÉ HACER EN LA DGT?

Una vez realizados todos los pasos descritos anteriormente, se ha de acudir a Tráfico con el DNI de la persona que va a figurar como titular del vehículo, y allí, se requiere pagar las tasas de matriculación, que corresponden a los honorarios por las gestiones de todos los papeles: 96€ en placas definitivas, 19€ en placas provisionales. Además, se han de presentar también varios documentos más para que Tráfico pueda proceder a la matriculación del coche:

Una vez realizado esto, Tráfico procede a entregar el Permiso de Circulación para el vehículo (provisional o definitivo) con el que ya se podrá circular sin problema alguno por las carreteras spañolas.

UNA VEZ SE TIENE EL PERMISO DE CIRCULACIÓN, ¿QUÉ ME FALTA?

Con el permiso de circulación ya en tu poder, lo primero que se ha de hacer es acudir a una tienda de recambios, gestoría o similar, para proceder a sacar 2 matrículas, una delantera y otra trasera. Ya que sin éstas no podríamos circular, y la multa sería ejemplar. Por último, tras este lío descomunal de documentación y papeleos, solo queda una cosa. El seguro. Éste se puede dar de alta de varias formas:

Con todos estos pasos hechos, lo único que resta ya es disfrutar del coche, acabar de ponerlo apunto tras el cambio de país y dejarlo listo para el uso que vayamos a darle.


Alex Esteban España

Compártelo en:

Tu presupuesto sin compromiso en

Calcula tu precio


Valoración para: Seguropordias.com en Google My Bussines Valoración en Google My Bussines
4.7 / 5 - ¡¡Ya tenemos 88 reseñas!!