Seguro por días. Seguros temporales de 1 a 28 días.

Tipos de lavado de coche

Existen para limpiar tu coche y dejarlo como si acabara de salir del concesionario

Tu coche dice mucho de ti. Y no solo por el color, el combustible o el tipo de seguro que lleve, sino también por su apariencia, cuidado y limpieza exterior. Por eso, además del mantenimiento diario a nivel técnico para alargar su vida útil, también es importante el lavado del vehículo.

Si quieres que tu coche luzca como nuevo, existen diferentes tipos de lavado, de entre los que poder elegir según las necesidades de limpieza que tenga el coche y el tiempo del que dispongas para llevarlo a cabo. Para ayudarte a decidir, a continuación vamos a centrarnos en cuatro tipos de lavado concretos que puedes realizar para dejar tu coche reluciente.

Túnel de lavado

La opción del túnel de lavado para la limpieza exterior de tu coche es sin duda la más cómoda, económica y rápida, y por eso la más habitual para los propietarios de coches. Simplemente tienes que llevar tu coche a una estación de servicio que disponga de túnel de lavado o a un centro de lavado, y en cuestión de cinco minutos y unos 5 euros, tu coche saldrá limpio. Por eso, es una buena elección cuando tienes el coche sucio y no dispones de mucho tiempo para limpiarlo.

No obstante, el túnel de lavado puede que no sea la opción de lavado de coche más efectiva. Llevar el coche a un túnel de lavado dejará la mayor parte del vehículo reluciente, pero muchos detalles de tu coche, como los bajos, no se limpiarán en profundidad. Además, si abusas de este tipo de lavado, puede que los rodillos dejen marcas en la pintura de tu coche.

Manguera de agua a presión

Otro método para limpiar tu coche es el lavado con mangueras de agua a presión. Tiene todas las ventajas del túnel de lavado, y además no daña la pintura del vehículo si mantienes una distancia prudencial con el mismo. Solo tendrás que disponer de algo más de tiempo para lavar tu coche, y acudir a una estación de servicio o un centro de lavado en el que dispongan de mangueras a presión.

Además, si dispones de una manguera de agua a presión como las conocidas Kaercher, podrás limpiar el coche tú mismo en los exteriores de tu casa sin necesidad de acudir a un centro especializado.

A pesar de que este tipo de lavado tiene más ventajas que desventajas, uno de los contras es que para limpiar la suciedad incrustada de alguna zona del coche, necesitarás ayudarte de una esponja de agua y jabón antes de limpiar con el agua a presión.

Tipos de lavado de coche

Lavado a mano

Para los que tengan más tiempo y quieran limpiar su coche centrándose en los pequeños detalles, el lavado a mano es la opción más efectiva, con la que podrás dejar tu coche reluciente. Para llevarla a cabo necesitarás agua, una manguera de agua a presión, jabón o champú, una manopla de microfibra, una bayeta para el secado. Además, el lavado a mano lo tendrás que realizar en una zona habilitada para ello, pues no está permitido que se realice en la calle y la policía podría multarte.

A pesar de que el lavado a mano sea una limpieza más profunda que las anteriores y que, por lo tanto, deje tu coche más reluciente, necesitarás disponer de más tiempo para realizarla correctamente, además un gran esfuerzo por tu parte. No obstante, siempre puedes llevar tu coche a un centro de limpieza para un lavado a mano profesional, aunque te saldrá más caro.

Lavado ecológico

El lavado ecológico, también denominado lavado en seco, es el tipo de lavado de coche menos común, pero si eres de los que intenta respetar al máximo en medio ambiente con su vehículo, esta es la mejor opción.

Para realizar este tipo de lavado no se necesita agua, sino únicamente una bayeta de microfibras y un producto especial, con los que podrás retirar toda la suciedad exterior del vehículo. De esta manera, se ahorra el agua que se gasta en los otros tipos de lavado evitando también los posibles daños en la pintura del coche.

No obstante, el lavado ecológico también tiene sus inconvenientes, ya que, al igual que con el lavado a mano, necesitarás más tiempo y esfuerzo para realizarlo. Además, si el exterior de tu coche tiene mucha suciedad acumulada, con este método será más difícil eliminarla.

Tras conocer los cuatro tipos de lavado de coche que existen, ya puedes considerar los pros y los contras y decidirte por el que mejor se adapte a tus posibilidades y a las necesidades de tu coche.

Calcula tu Seguropordias

Dpto Contenidos España

Compártelo en:

 
 
 
 

Tu presupuesto sin compromiso en

Calcula tu precio


Seguropordias.com © 2017