Seguro por días. Seguros temporales de 1 a 28 días.

Cómo hacer el mantenimiento de una embarcación de recreo

Ten tu barco siempre listo este verano

El mantenimiento de un barco es bastante caro, ya que puede llegar a suponer el 10% de su coste de adquisición. Sin embargo, se trata de un precio que merece la pena pagar, ya que para disfrutar de una embarcación de recreo y evitar percances, es necesaria tenerla siempre preparada para navegar.

Cómo tener tu moto de agua como nueva

El mantenimiento de la embarcación se debe hacer de manera regular, ya que si pasa mucho tiempo sin ser revisada será mucho más propensa a sufrir daños que serán irreparables a lo largo de los años. Por eso, es esencial tomar el hábito de revisar tu barco de forma regular. Estas son las principales comprobaciones que se deben hacer:

Seguridad e higiene

Un barco suele estar amarrado y sin moverse varios meses, ya que en invierno rara vez se sale a navegar con una embarcación de recreo. Esto provoca que muchos de los objetos de seguridad pueden estar deteriorados y dar problemas a la hora de ser usados.

Nadie quiere salir a navegar y darse cuenta en el mar de que su barco no es seguro, porque una vez en navegación será muy difícil poder solventar los problemas que se encuentren. Es esencial cerciorarse de que todo está bien antes de salir. Mejor prevenir que curar.

Mantenimiento de un barco por ti mismo

Otro aspecto fundamental que hay que tener en cuenta en el mantenimiento de una embarcación de recreo es la higiene, especialmente en la sentina y en el WC. No solo para asegurarse de que funcionan y no pasar el mal trago una vez estás navegando, sino para evitar malos olores y suciedad creados por la falta de uso.

Revisión de elementos esenciales

Aunque el motor sea la principal preocupación en el mantenimiento de una embarcación de recreo, es un error pensar que las otras partes tienen menos importancia.

Normalmente, el fabricante será quien indique qué partes del barco son las que hay que revisar y con qué frecuencia hay que hacerlo. Estas son algunas de las partes que requieren mayor atención:

  • Filtros
  • Cambio de aceite
  • Bomba de refrigeración
  • Balsa salvavidas
  • Ancla
  • Bengalas

Las anteriores son solo algunas de las partes de un barco que necesitan ser chequeadas. Recordemos que una embarcación de recreo puede llegar a ser mucho más compleja que un automóvil nuevo, por lo tanto, su mantenimiento requiere tiempo y paciencia.

El motor, corazón del barco

El elemento mecánico por excelencia es, sin duda, el motor. Esta parte del barco hay que revisarla constantemente porque un fallo puede suponer quedarse tirado en el peor momento y con muy poca capacidad de reacción.

¿Conoces estos barcos que han hecho historia?

Uno de los principales problemas que se registran en los motores es el sobrecalentamiento. Muchas veces puede venir provocado porque algas, restos de basura o fauna marina bloqueen los conductos por donde entra el agua de refrigeración, esto puede llevar a la muerte súbita del motor.

Hay otros factores decisivos (y que hay que comprobar) para asegurarse de que el motor no sufre averías, estos son algunos de ellos.

  • No cerrar la entrada de aire al depósito, ya que esto puede provocar un vacío en el interior y cortar el bombeo de aire al motor.
  • Revisar el nivel de aceite para evitar pérdidas y ennegrecimientos.
  • Realizar la prueba de refrigeración y estar pendiente de que siempre salga el chorro de agua del motor, ya que de no ser así habrá que parar el motor por su inminente sobrecalentamiento.
  • Comprobar que la hélice está limpia y en perfecto estado ya que, si tiene algún impedimento para hacer bien su función o si ha recibido algún golpe, causaría un aumento importante de las revoluciones.

Varada anual

Varar un barco consiste en ocuparse de retirarlo del agua para situarlo en tierra seca. Se suele hacer una vez al año y es la acción de mantenimiento preventivo de un barco por excelencia.

Aunque lo normal sea hacerlo mínimo una vez al año, es muy recomendable que la frecuencia sea mayor por motivos evidentes: un barco que pasa mucho tiempo sin navegar ni ser revisado tiene muchas más posibilidades de tener averías o desperfectos. Estos son algunos de los arreglos que se llevan a cabo durante la varada:

  • Revisión del casco y, si es necesario, pintura del fondo.
  • Limpieza de vegetación y fauna para evitar, entre otras cosas, el sobrepeso, que ocasionará mayor consumo de combustible.
  • Deshacer obstrucciones que dañen los escapes o la toma de agua y que, como hemos dicho antes, pueden sobrecalentar el motor hasta provocar una muerte súbita.

Si necesitas hacer una pequeña reparación de tu embarcación en marina seca, prueba el nuevo seguro por días de RC de varadero, perfecto para utilizar los días en que vayas a llevar a cabo la reparación y protegerte así ante posibles daños derivados de la misma.

Calcula tu Seguropordias

Ahora que ya sabes cómo realizar el mantenimiento de tu embarcación de recreo, recuerda que necesitas asegurarla. Una buena opción es contratar un seguro durante los días que vayas a navegar con él, ahorrándote una importante cantidad de dinero.

¿Cómo hacerlo? Pues entrando en la web de Seguropordias.com y contratando de forma 100% online y en menos de 5 minutos tu seguro por los días que necesites. En cuanto realices el pago, recibirás toda la documentación de la póliza en tu correo para que puedas disponer de ella siempre que lo necesites.

También te interesa:

Cómo contratar un seguropordias
Por qué contratar un seguro por días

Ventajas de contratar un seguro temporal con nosotros.

Leer más
Permisos para navegar
Permisos para navegar con cualquier barco

Descubre qué carnet necesitas para salir a navegar con tu barco.

Leer más
Cómo hacer el mantenimiento de tu coche en verano
Mantenimiento de tu vehículo en verano

Cómo hacer el mantenimiento de tu coche en los meses de verano.

Leer más


Redacción de Contenidos España

Dpto. Contenidos Seguropordias® Google+

Compártelo en:

 
 
 
 

TU PRECIO SIN COMPROMISO EN

Calcula tu precio