Seguro por días. Seguros temporales de 1 a 28 días.

Impuesto de Circulación

El Impuesto de Tracción Mecánica o Impuesto de Circulación, precios, plazos y mucho más

El Impuesto de Tracción Mecánica o Impuesto de Circulación, es una tasa que debemos abonar siempre que nos encontremos en posesión de un vehículo a motor, y su precio puede variar según la cantidad de caballos fiscales con los que cuente nuestro vehículo.

Los caballos fiscales son el resultado del cálculo entre el número de cilindros y la cilindrada del motor, y cuantos más caballos fiscales tenga tu vehículo, mayor precio tendrá este impuesto. El IC puede variar sus precios dependiendo en la comunidad autónoma que nos encontremos y, habitualmente, los precios son más elevados en las capitales de provincia y más reducidos en las pequeñas localidades.

En España, el plazo para poder abonar el impuesto de circulación comienza el día 1 de Abril y cierra su plazo el día 2 de Junio. A continuación, vamos a explicar para qué sirve este documento, quién tiene que pagarlo, dónde se puede abonar, el precio según la comunidad autónoma y qué pasaría en el caso de que no lo abones en el plazo indicado.

Impuesto de circulación

Impuesto de Circulación

Cómo abonar el Impuesto de Circulación

Lo más habitual es recibir una carta del ayuntamiento en el domicilio que figura el vehículo del titular. En ocasiones, puede no llegarte la carta a tu domicilio, en tal caso deberás acudir al ayuntamiento para recogerla. En el reverso de la carta aparecerán una serie de entidades financieras en las que podrás ir a ingresar el importe. Un vez efectuado el pago, podrás guardar el recibo como comprobante de pago del impuesto, y si en algún momento vendes el vehículo, se lo podrás presentar a su nuevo propietario para demostrar que llevas los pagos al día.

¿A quién va dirigido este impuesto?

La persona encargada de pagar el Impuesto de Circulación es siempre el propietario del vehículo. Cada año se registran en la base de datos de vehículos de España todos los conductores y su vehículo asociado, por lo que es importante pagar este impuesto. Si en algún momento vas a adquirir un nuevo vehículo, deberás pedirle al anterior propietario el justificante de pago del impuesto, ya que, si no está pagado, deberás hacerte cargo del pago personalmente.

¿Qué ocurre si no se abona el Impuesto de Circulación?

El Impuesto de Circulación hay que pagarlo en todos los ayuntamientos, por lo que el no pagarlo conlleva que te puedan multar. Si no efectúas el pago durante los días indicados, en la carta se te aplicará un recargo, y si el impago es de forma reiterada, la solución final puede ser el embargo de tu vehículo hasta que pongas fin a la deuda por no pagar el IC.

Diferencias de precio entre comunidades autónomas

El precio del Impuesto de Circulación varía entre cada comunidad autónoma. Las comunidades con el precio del impuesto más elevado son las grandes capitales como: Barcelona, Madrid y Valencia. En la capital de España, el impuesto más bajo dado por un vehículo que tenga menos de 8 caballos fiscales será de unos 22 euros, y si nos fijamos en los vehículos con más caballos fiscales, unos 22, nos encontramos con un precio del impuesto de circulación de hasta 225 euros.

Las comunidades autónomas con el precio del Impuesto de Circulación más bajo son Ceuta y Melilla, ya que el precio para un vehículo con 8 caballos fiscales sería de unos 6 euros, y para los vehículos con más de 22 caballos fiscales el precio final sería de unos 60 euros. Como puedes apreciar, la diferencia de precios en el IC es significativa si lo comparas de una comunidad a otra.

Consejos para ahorrar dinero con el Impuesto de Circulación

Como acabamos de ver, la variación de precios del Impuesto de Circulación en cada comunidad autónoma puede cambiar drásticamente y, aun así, dentro de la misma comunidad autónoma los precios pueden variar ligeramente si

  • Para empadronarte en un municipio necesitarás ir a la Jefatura de Tráfico Provincial con el último impuesto con el pago al día, la ficha técnica de tu vehículo y el nuevo certificado de empadronamiento. Una vez hecho esto, el trámite no se aplicará de forma inmediata, de hecho, no se hará efectivo hasta que acabe el año en el que se tramita, o lo que es lo mismo, no podrás disfrutar del Impuesto de Circulación a un precio menor hasta que comience el siguiente año.
  • Si estás en posesión de un vehículo que tenga más de 25 años, a lo mejor, ha llegado el momento de matricularlo como un vehículo clásico o histórico. Si consigues convertir tu coche en coche clásico o histórico, gozaras de una serie de ventajas con respecto a los vehículos convencionales, como por ejemplo unseguro de coche clásico más económico.
  • Hay una gran cantidad de municipios en España en los que obtendrás unos jugosos descuentos a la hora de pagar el Impuesto de Circulación, o incluso, en algunos pueblos, puede que no tengas que pagar nada simplemente por el hecho de ser clásico o histórico. También es cierto que en algunas comunidades este tipo de vehículos pagarán lo mismo que un vehículo convencional, por lo que tendrás que mirar si en tu comunidad te sale rentable el impuesto, ya que el proceso de convertir un vehículo convencional en un vehículo clásico es costoso y largo, y pueden no salirte las cuentas.


Sergio de Lope España

Compártelo en:

 
 
 
 

TU PRECIO SIN COMPROMISO EN

Calcula tu precio