Seguro por días. Seguros temporales de 1 a 28 días.

Las cuatro motos más emblemáticas de Suzuki

Empezó como una marca a nivel nacional, pero a día de hoy, Suzuki se ha convertido en un exponente de tecnología

Seguro que todos conocéis la marca nipona Suzuki ya que, después de tantos años en el mercado, ha sacado infinidad de motos a la venta de las cuales muchas son muy codiciadas por los que más entienden de las dos ruedas. Pero no siempre estuvo en lo más alto, hubo un tiempo en que era una marca solo conocida a nivel nacional y debido al exito de varios modelos dió el salto a nivel internacional.

Cabe destacar que para conducir cualquiera de estas motos necesitas el carnet de moto correspondiente.

En este artículo os vamos a explicar el origen de algunas de las motos más emblemáticas de la marca y por qué a día de hoy se consideran las joyas de la corona de Suzuki. A continuación vamos a listar por orden cronológico los modelos que más han dado que hablar de la marca japonesa:

Motos Suzuki

Motos Suzuki

SUZUKI T20 SUPER SIX

Podríamos decir que esta fue la moto que hizo famosa a Suzuki fuera de las fronteras de Japón. En el año 1966 se presentó la Suzuki T20 Super Six (más conocida como la X6 en EE.UU) y fue la primera moto emblemática de la marca aunque aún no lo supieran. Esta motocicleta montaba un motor bicilíndrico de dos tiempos con una cilindrada de 250 cc y contaba con 29V de potencia a 7500 rpm por lo que era capaz de superar los 150 Km/h. Por si fuera poco, contaba con refrigeración por aire, caja de cambios de seis velocidades y un peso de 138 Kg.

Estéticamente hablando, era una moto que pasaba bastante desapercibida aunque tiene todo el encanto de los viejos tiempos. Sin duda los guardabarros bicolor, los tubos de escape cromados y el diseño del faro son el sello de identidad de esta motocicleta que marcó un antes y un después en la historia de Suzuki.

SUZUKI GS1000

En el año 1978, Suzuki lanzó al mercado una motocicleta con unas especificaciones muy similares a la de la legendaria Kawasaki Z1. Se podría decir que la Suzuki GS1000 se convirtió en un estándar para todas las motocicletas de la época e incluso años posteriores. La Suzuki GS1000 se hizo muy famosa por su fácil manejo y fiabilidad a la hora de maniobrar, pero estas no eran sus únicas virtudes, ya que montaba un gran motor tetracilíndrico de 997 centímetros cúbicos con un doble árbol de levas y cuatro válvulas por cilindro.

A diferencia de otras motocicletas de la época, la GS1000 montaba un manillar prácticamente recto que te hacia colocar los brazos más adelante que en el resto de la competencia haciendo tomar una postura más aerodinámica para una conducción más estable. Como curiosidad, la GS1000 hizo ganar en el año 1980 el título del campeonato de Superbikes al famoso piloto Wes Cooley.

SUZUKI GSX-R750

Fue pasando el tiempo y lógicamente hubo una evolución en el sector del motociclismo y empezaron a popularizarse las carreras de motos en circuito. Fue entonces cuando en el año 1985 Suzuki sacó al mercado la Suzuki GSX-R750. La GSX-R750 era el modelo del mercado que más se parecía a todas esas motos que veías en los circuitos, de hecho, la "R" del nombre hace alusión a la palabra Racing (carrera).Pero esta moto no solo triunfó por su parecido a las motos de carreras más populares sino que también estaba bien dotada, mecánicamente hablando.

La GSX-R750 montaba un motor tetracilíndrico de 16 válvulas con doble árbol de levas y refrigeración por aceite (aunque más adelante saldría un modelo refrigerado por agua).

Contaba con una potencia de 100 CV a 10.500 rpm lo que le permitía superar los 230 km/h y montaba un bastidor perimetral de aluminio con una horquilla en la parte delantera de 41 mm y un freno de doble disco para poder parar a esta bestia. Cabe destacar, que la GSX-R750 estaba equipada con un asiento trasero muy cómodo para poder disfrutar de los viajes con un acompañante.

SUZUKI HAYABUSA GSX1300R

Por último, pero no menos importante, llegamos al modelo más potente de la marca y aclamado por las masas. La Hayabusa GSX1300 fue capaz de superar la barrera de los 300 Km/h y esto marcó un antes y un después en la historia del motociclismo. La Hayabusa montaba un motor tetracilíndrico de 1.299 centímetros cúbicos de 16 válvulas con una potencia de 173 CV y asi era capaz de desarrollar esas velocidades surrealistas. La Hayabusa se montó en base a un bastidor de doble viga de aluminio para que fuera muy resistente pero a la vez ligero y para aguantar bien los desniveles montaba una suspensión delantera por horquilla telescópica invertida regulable de 43 mm.

Toda la parte mecánica es impresionante, como podéis leer, pero su línea no dejó indiferente a nadie con esos rasgos agresivos en el carenado y el diseño del faro delantero. Esta moto también se hizo famosa por internet gracias al llamado "Ghost Rider" que se dedicaba a ir con su Hayabusa por encima de los límites de velocidad permitidos hasta que un día pereció en el intento.

Esperamos que este artículo os haya servido para aprender un poco más sobre la historia de Suzuki ya que es parte de la cultura del motociclismo. Aunque también ha fabricado verdaderas joyas de cuatro ruedas, estos cuatro modelos de moto, consideramos que todas las personas que sean aficionadas a estos vehículos, deben tener claro como marcaron una época y porque a día de hoy siguen siendo de los modelos más buscados en el mercado de segunda mano.

También te interesa:

- Cómo utilizar un tasador de coches
- Diferencias entre caravana y auto-caravanas
- Desgüaces Online


Sergio de Lope España

Compártelo en:

Tu presupuesto sin compromiso en

Calcula tu precio


Valoración para: Seguropordias.com en Google My Bussines Valoración en Google My Bussines
4.7 / 5 - ¡¡Ya tenemos 88 reseñas!!