Seguro por días. Seguros temporales de 1 a 28 días.

Seguro a todo riesgo

Todo lo que debes saber de estas pólizas

En España hay unos 25 millones de turismos que están asegurados. De todos ellos, hay cerca de un 30% que cuentan con un seguro a todo riesgo, según datos de UNESPA.

Aunque tener una póliza a todo riesgo es optativo, el seguro obligatorio de circulación es un requisito indispensable para poder mover el vehículo de forma legal, por lo que el seguro a todo riesgo actúa como un complemento.

Dónde aparcar gratis en Madrid

Pero hay unos dos millones de vehículos que incluso circulan sin el seguro obligatorio, exponiéndose de esta forma a multas que pueden llegar a superar los 3.000 euros.

Pero el problema no es únicamente la sanción económica. Circular sin seguro puede provocar que tengas que responder personalmente a los daños causados o que tu vehículo pueda quedar inmovilizado.

Seguro a todo riesgo: el complemento perfecto

Como hemos dicho antes y no nos cansaremos nunca de repetir: es obligatorio tener el seguro básico de circulación. Pero una vez lo tenemos, podemos elegir otros tipos de póliza para aumentar nuestras coberturas.

Es entonces donde entra en juego el todo riesgo. Se trata del tipo de póliza que más coberturas ofrece, el más completo que puedes encontrar.

Seguro todo riesgo

Ten esto en cuenta antes de contratar

Contratar un seguro a todo riesgo puede ser una buena idea, pero antes hay que valorar nuestra situación y nuestras prioridades:

  • Un seguro a todo riesgo es más recomendable cuando el coche es nuevo y su valor no se ha depreciado.
  • Si solo cogemos el coche de forma ocasional, quizás no sea recomendable contratar este tipo de póliza.
  • Debemos valorar si, con nuestra situación económica, podremos afrontar averías o golpes que no cubra nuestro seguro. Es mejor pagar una prima más cara y asegurarse de no responder personalmente a los percances.

Coberturas del seguro a todo riesgo

Estos seguros reciben este nombre porque, además de los daños a terceros, también cubren los daños propios.

Son el tipo de seguro idóneo para coches que aún estén en sus primeros meses de vida y que mantienen un valor alto. Para vehículos de segunda mano o antiguos, quizás no merezca la pena, ya que las primas son las más caras.

De todas formas, cada compañía ofrece diferentes coberturas y cada póliza es un caso, ya que pueden incuir diferentes servicios como la asistencia mecánica o la asesoría legal, entre muchos otros.

Estas son las coberturas habituales de un seguro a todo riesgo:

  • Daños propios del vehículo, sea o no el asegurado culpable.
  • Responsabilidad Civil obligatoria y voluntaria.
  • Robo.
  • Incendio.
  • Rotura de lunas y parabrisas.
  • Asistencia en viaje.
  • Defensa jurídica.

¿Qué no cubre el seguro a todo riesgo?

En muchas ocasiones, escuchamos a gente decir que estas pólizas lo cubren todo. Esto no es cierto y puede llevar a equivocación, así que vamos a aclarar qué cosas no cubren las pólizas de daños propios:

  • Si tu coche ha sido tuneado, debes avisar a la compañía. Puede que no te cubra y te haga recurrir a un seguro para coches modificados.
  • Si tu coche participa en rallies o carreras en circuito, debes contratar un seguro específico para ello.
  • Si circulas con la ITV caducada.
  • Si tienes un accidente con un familiar o alguien cercano a ti. La compañía puede incluso investigar a fondo si tienes intención de fraude.
  • Si conduces bajo los efectos del alcohol.
  • Si no llevas los pagos de la prima al día.
  • Si circulas con tu todoterreno fuera de pista, quizás necesites una póliza específica.
  • Si huyes del lugar del accidente, la compañía no se hará cargo de los daños propios.
  • Si el vehículo lleva más pasajeros de los permitidos.
  • Si el vehículo se ha dañado por una catástrofe. En este caso responderá el Consorcio de Compensación de Seguros.
  • Si el perito detecta que los daños han sido causados de forma voluntaria por el asegurado.

Esto son solo algunas de las excepciones, pero existen algunas otras ocasiones en las que un seguro a todo riesgo puede no cubrirte. Para estar seguro al 100% de lo que está incluido, es necesario leer la póliza y asegurarse de cuáles son las coberturas.

Seguros temporales: un complemento para los seguros a todo riesgo

Lo repetimos de nuevo y no nos cansaremos: es obligatorio circular con el vehículo asegurado.

Pero es cierto que existen muchas ocasiones en las que el seguro anual obligatorio no se adapta a nuestras circunstancias.

Es precisamente en estos casos cuando se puede recurrir a los seguros temporales, que actúan como complemento de las pólizas anuales tradicionales.

En Seguropordias.com puedes contratar un seguro temporal de coche y elegir la duración que mejor te convenga entre 1 y 28 días.


También te interesa:

Importa un vehículo desde el extranjero
Cómo importar un vehículo

Los mejores trucos y consejos para importar un coche, moto, etc.

Leer más
Sanciones de tráfico por cirucular con la ITV caducada
Multas por la ITV

Podrás ser sancionado si circulas sin la ITV en regla.

Leer más
Carnet por puntos
Recuperar carnet puntos

Repasamos los métodos para recuperar puntos del carnet.

Leer más


Redacción de Contenidos España

Dpto. Contenidos Seguropordias®

Compártelo en: